Comprar a granel para ayudar al medio ambiente

Cada día son más los seguidores de la filosofía “Zero Waste” o como se diría en castellano, “residuo cero”, que no es más que un movimiento que pretende disminuir en la medida de lo posible la cantidad de basura generada a diario.

En España, una persona genera alrededor de 500 kilogramos de residuos anualmente y aunque a día de hoy estamos mucho más concienciados, ésta sigue siendo una de nuestras asignaturas pendientes.

En otros post, te hablábamos sobre la importancia de comprar alimentos ultracongelados para maximizar los nutrientes y asegurarnos su frescura, pero de lo que poco se habla es de cómo el sistema de venta a granel, favorece al medio ambiente y a tu bolsillo.

Aproximadamente un 5% de la comida que compramos acaba en el contenedor, y es que… ¿Nunca has tenido que tirar esa pechuga de pollo que te ibas a comer, pero que has ido dejando porque no te apetecía? Entonces sigue leyendo.

¿Por qué comprar a granel?

  1. Porque puedes crear tus propias porciones, adaptadas a tus necesidades y las de tu hogar evitando excedentes.
  2. Porque de este modo, utilizas un solo envase para cada tipo de producto, mientras que en los alimentos previamente organizados duplicamos la basura.
  3. Porque te permite tener el control absoluto de tu economía, sólo compras lo que te vas a comer.
  4. Porque el precio es más asequible, al no tener envases, no tiene publicidad y esto se refleja en el coste final al cliente.
  5. Porque de este modo, colaboras con el consumo responsable y local.

En Disanfrio, hace ya tiempo que decidimos reducir el plástico que recubre a muchos de nuestros pescados, denominado “segunda piel”, minimizando su uso para sólo aquellos que realmente por cuestiones higiénicas lo necesiten y también decidimos cambiar el tamaño de las bolsas para que nuestros clientes necesiten utilizar menos plástico.

Si no sabes cómo organizar tu congelador, en este post, te regalamos nuestro organizador con el que tendrás completo control sobre todo lo que tienes guardado.

Recuerda que solo son pequeños pasos que ayudan a minimizar la huella de carbono, pero con la colaboración de todos, podemos lograr un gran cambio.

¿Te apuntas?