Consejos y tips para realizar una compra a granel exitosa de productos congelados 


Comprar en grandes cantidades -también conocido como compras a granel-  es una excelente manera de llenar tu despensa y tu refrigerador mientras reduces los costes de los productos.

Algunos son opciones ideales para comprar a granel debido a su larga vida útil o su capacidad de congelación. Por ejemplo, verduras, frutas o comidas ya listas para cocinar. Sin embargo, los alimentos más perecederos se deben comprar en cantidades más pequeñas para evitar el deterioro.

Ahora, ¿tienes suficiente espacio en el congelador? Si es así, sigue leyendo este post, te daremos algunos sencillos consejos de cómo comprar a granel productos congelados.

  1. La organización es la clave. Haz una lista de los productos que vas a comprar. De esta manera tienes claro lo que vas a buscar, ahorras tiempo, dinero y por supuesto, espacio en el congelador.
  2. De tu lista los productos congelados son los últimos a tener en cuenta. No es recomendable congelar algo que ya fue descongelado. Entonces, deja la compra de los productos congelados para el final para que no pierdan frío y por tanto se deterioren.
  3. Comprobar el estado de los productos que compramos. En el caso de los productos congelados estos no deben tener escarcha.
  4. Leer bien las etiquetas. Cada producto tiene sus especificaciones. Entonces es importante comprender la información que contiene el embalaje. ¿Por qué? Contiene la indicación de las fechas de caducidad o de consumo y las condiciones de conservación una vez lleguemos a casa.
  5. Evita descongelar las carnes a temperatura ambiente porque favorece el desarrollo de bacterias nocivas para la salud.
  6. Bolsas reutilizables. Cada vez que vayas a comprar a granel utiliza bolsas de tela, reutilizables o de mimbre. Esto evitará traer a casa embalajes indeseados.
  7. Es importante que el proceso de descongelación de un producto se haga de manera lenta, conservando el envase en el lugar más frío de la casa, nunca en un lugar caliente.
  8. Al descongelar el producto debes cocinarlo inmediatamente. Si lo dejas sin cocinar puede descomponerse. Bajo ningún concepto recongeles un producto porque perderá su sabor y texturas.


Los productos congelados son prácticos, permiten que la tarea de cocinar sea más rápida. Actualmente, el proceso de congelación es eficaz y aporta valor nutritivo al producto. Siguiendo estos sencillos pasos puedes conservarlos en tu congelador durante mucho tiempo. Lo más importante: ahorras dinero y la tediosa tarea de hacer compras cada semana.