Mitos y verdades sobre el pescado congelado

Cuando se trata de comprar pescado, el hecho de comprarlo fresco ha sido siempre una señal de comprar el mejor pescado, que tendrá mejor sabor, y por supuesto, que no estará dañado. Sin embargo, la industria y los consumidores del pescado están cambiando.

En años recientes se ha adoptado más y más la práctica del pescado ultracongelado, el cual procesado desde que se pesca en alta mar, se congela a temperaturas de -40°C, lo cual permite una congelación, que entre otras cosas evita que se formen cristales y por lo tanto, preservar su textura.

¿Cuáles son los beneficios del pescado congelado?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que hablamos del pescado ultracongelado, lo cual, entre otras cosas, permite preservar y comercializar pescados que, si se consumen frescos, solo se encuentran en ciertas temporadas, lo que añade variedad a nuestro menú.

Además, se ha determinado que el proceso de ultra-congelación elimina riesgo de anisakis, que se ha convertido en un parásito muy temido en España, con una alarmante cifra de pescados contaminados con el parásito.

También podrían existir dudas en cuanto al sabor y la frescura del pescado cuando se trata de comer pescado congelado. Pero la práctica del pescado congelado permite preservar el sabor y la textura del pescado de su elección, por lo que será casi como comer pescado fresco.

El proceso de ultra-congelación del pescado también permite disfrutar de variedades de pescado que se pescan en aguas lejanas a las que del lugar en donde vives, que, si fueran congeladas de forma normal, no conservarían tan bien su calidad, sabor y textura. Lo que nos da la oportunidad de conocer y disfrutar de una mayor variedad de pescados sin importar en donde nos encontremos.

Así que si eres un(a) amante del pescado y de los beneficios que brinda a tu salud pero has reducido tu consumo por los posibles riesgos de contraer anisakis o porque no confías en el pescado ultracongelado, no dudes en darle una oportunidad. Tendrás una alternativa usualmente más accesible y que puedes preservar por más tiempo para añadir variedad a tu menú.