Pescados más nutritivos para bebés

La buena alimentación es una de las actitudes saludables básicas que puede tomar cualquier persona para su vida, más aún cuando cuidamos la salud de los más pequeños.

A partir de una buena alimentación a temprana edad es cuando mejor se desarrollan las capacidades físicas y cognitivas. Por el contrario, la mala alimentación a temprana edad es la causa de enfermedades progresivas severas en años posteriores, como también de la ausencia de muchas funciones orgánicas del cuerpo.

La ciencia moderna recomienda la inclusión de muchas comidas como esenciales en la alimentación de los bebes y recién nacidos. Por supuesto, los valores y aportes de la leche materna son de amplio conocimiento, pero a esto se deben comenzar a incluir otros alimentos que hacen el complemento de la dieta.

El valor del pescado a temprana edad

El pescado es conocido desde siempre como uno de los alimentos más ricos y saludables con los cuales se puede alimentar una persona. Notoriamente, en la actualidad los nutricionistas no solo recomiendan la utilización del pescado en la dieta de muchos bebés con enfermedades comunes de la infancia, sino también como un alimento que debe ser incluido en la rutina diaria de alimentación de un bebé.

El aceite de pescado es un alimento infantil común en muchas culturas, e históricamente se reconoce su valor nutritivo. En la actualidad se destaca el valor del pescado macerado en frío, el pescado que se mantuvo congelado ha asentado muchas proteínas y nutrientes maravillosamente ricos para la salud. Por estos motivos, el pescado pasado por frío es también un complemento indispensable en la dieta de los deportistas de élite.

El pescado aporta un 85% de los nutrientes que requiere el cuerpo en la infancia. Su inclusión en la alimentación habitual de un niño es básica.

Comidas con pescado para bebés

La forma más común de incluir pescado en la alimentación de un bebé es a través de la mezcla con el papillote o la papilla. Otras comidas habituales son la crema de merluza o el bacalao procesado. Al igual que con otros alimentos, el procesamiento de los alimentos hasta la papilla es la forma más fácil y segura para un bebé.

En el caso del pescado, menos aún del pescado congelado, no se recomienda hervir la porción antes de hacer de ella papilla. Hervir los alimentos con agua suele vaciar las propiedades más ricas de estos alimentos. Se recomienda la cocción con horno para luego hacer la papilla. Esto, sin duda, dará como resultado un alimento mucho más nutritivo.