Propiedades y beneficios de verduras y frutas ultracongeladas

Las verduras ultracongeladas son muy recomendables para una dieta balanceada. De la misma forma, las frutas ultracongeladas también son muy beneficiosas para el correcto funcionamiento del organismo.
En conjunto, una dieta basada en plantas y frutos aporta las proteínas, grasas e hidratos de carbono que necesita el cuerpo; además, contribuye a mantener un peso ideal y una buena salud por más tiempo. Sin embargo, a veces surgen muchas dudas al respecto de si los alimentos congelados son igual de sanos que los frescos. ¿Afecta la ultracongelación a la calidad de estos alimentos?

Verduras y frutas ultracongeladas versus frescas

Son muchos los estudios que avalan que no solamente las verduras congeladas son igual de saludables que las que se adquirieren en su estado natural; sino que podrían ser hasta mejores. Este proceso mantiene casi intactas todas las propiedades de los alimentos.

En concreto, cuando la técnica de la ultracongelación es realizada por parte de la industria, los productos resultantes son de más calidad que los que se obtienen tras un congelado casero. Para evitar que crezcan microorganismos que puedan deteriorarlos, los alimentos han de pasar a su estado de congelación en un corto plazo de tiempo. Y esto es algo que las empresas alimentarias garantizan, pues cuentan con una maquinaria especializada que permite que estos se encuentren en todo momento en un entorno seguro con la temperatura adecuada para una ultracongelación óptima. De esa forma, se mantienen todos los nutrientes y beneficios de la fruta o vegetales en su momento de recolección por más tiempo. Así pueden conservarse de seis meses a un año en el congelador.

Esto es una gran ventaja frente a aquellos productos que, a pesar de no haber sufrido ningún tratamiento, son importados de países lejanos. En este caso, pasan por un largo viaje hasta llegar a las tiendas. En muchas ocasiones, son cosechados en una etapa previa a su maduración, por lo que nunca llegan a adquirir todas las vitaminas que se presuponen a esos productos.

¿Qué verduras y frutas son las idóneas para congelar?

Prácticamente todas las frutas y hortalizas son aptas para su congelación; pero previamente deben lavarse correctamente. Si bien hay algunas que, por su alto contenido de agua, pueden sufrir cierta alteración durante la descongelación. Dentro de las verduras congeladas, los guisantes, judías y pimientos son excelentes para someterse a este proceso. Aquellas de hoja verde, como las espinacas o acelgas, también se pueden congelar. Eso sí, habría que trocear sus hojas y guardarlas en un recipiente sin apelmazar, para mantenerlas en un estado impecable.

Las frutas congeladas más consumidas son las cerezas, fresas, arándanos o frambuesas y, en general, todas las bayas. Aunque no es un proceso recomendable para las frutas tropicales; a menos que se usen en batidos o helados posteriormente.

La alternativa más sana para una vida ajetreada

En casa, cocinar menús con ingredientes congelados es una opción inteligente; especialmente durante la temporada estival, que es cuando los productos frescos llegan a estropearse con más facilidad.

Los vegetales y frutas ultracongeladas se adaptan cómodamente al estilo de vida de la mayoría de hogares. No a todas las personas les es posible ir al mercado para comprar productos frescos. Además, otro de los beneficios es su precio, estos alimentos son bastante más económicos que el resto que encontramos en las vitrinas del supermercado. Por tanto, la elección de comida ultracongelada es muy conveniente para poder realizar cenas sanas, almuerzos, y platos al gusto de todos los miembros de la familia.

Se puede afirmar que las verduras y frutas ultracongeladas, al igual que las frescas, son adecuadas para una alimentación equilibrada. Gracias a la ultracongelación, ambos tipos de productos conviven sin el menor problema. Se trata de una cuestión personal que te decantes por una variante u otra.